Micro-optimizacionesMinimalismoCartera Adhesiva Móvil

Odio llevar un bulto en el bolsillo todo el día. La cartera es un pequeño estorbo diario, una preocupación más a controlar, comprobar cada mañana antes de salir de casa que la llevas, sentarte y sentir la incomodidad en el bolsillo… ¿No te pasa? ¿Soy yo el único raro?.

 

Cartera minimalista

Todo empezó hace unos años cuando decidí comprarme una cartera minimalista. Un compañero de trabajo llevaba una NanoBoy de Jaimie Jacobs y me lancé a por ella, y ahí empezó mi obsesión. El primer reto era eliminar todas las tarjetas, tickets y demás historias que siempre he llevado pero nunca he usado. Fue una experiencia divertida tratar de minimizar y reducir todo a lo esencial. La principal ventaja de todo esto es obvia; poder llevar una micro-cartera en el bolsillo poco voluminosa y que pese poco para que no resulte incomoda.

 

 

Hace unos meses me dio por llevarlo al siguiente nivel. Todo ocurrió cuando perdí la cartera, solo el echo de pensar en tener que volver a sacarme el DNI, las tarjetas bancarias, el carnet de conducir, etc. Me entraron unos sudores fríos y una mala leche ante el tiempo que tendría que invertir en recuperar todo lo que llevaba allí, me propuse entonces buscar un sistema para no perderla nunca más. Al final recuperé la cartera pero ya no había vuelta atrás.

Decidí comprarme un localizador bluetooth para que me avisase si la cartera se separaba del móvil. En concreto me compré un Trackr bravo. Ya tenía la solución, o al menos eso pensé ingenuo de mi. El experimento resultó ser un desastre, el chisme sonaba a todas horas de manera totalmente inconsistente. Tras unos días de risas en la oficina decidí que la teoría de los localizadores bluetooth son buenas pero queda mucho que avanzar en la ejecución. ¡FAIL TOTAL!.

Un día empecé a reflexionar, siempre ando despistado con la cartera pero no con el móvil. ¿Y si fusionará la cartera y el móvil?. Una de dos o no volvería a perder la cartera o acabaría perdiendo también el móvil (Solo se me ocurren genialidades jejeje). Ya tenia una excusa para entrar en Amazon y buscar un chisme para fusionarlas. Lo primera que me compré fue este monedero adhesivo para el móvil. El concepto era ideal pero el tacto de la lycra que llevan es muy molesto, además lo pegué en el propio móvil por lo que no podía despegarlo en ningún momento.

 

Wallet stick phone

Y entonces fue cuando encontré la cartera adhesiva definitiva. La Sinji Pouch Denim Classic (La puedes comprar en Amazon aquí). Personalmente me gusta el estilo, además tiene un acabado en tela denim muy agradable al tacto y la calidad de todo el conjunto es muy buena.

El truco es pegarlo en una funda en vez de en el móvil. Así por ejemplo, cuando leo en el móvil o quiero quitar ese peso extra solo tengo que quitarle la funda y con ello la cartera.

Este tipo de carteras solo te da para meter 4-5 tarjetas y billetes. Esto supone que hay que hacer un verdadero acto de minimalismo y llevar solo lo esencial. En mi caso enseguida supero esas 5 tarjetas por lo que he buscado otros sitios donde dejar otras tarjetas que uso esporádicamente o sujetas a un contexto determinado. Por ejemplo, la tarjeta de combustible la tengo oculta en el coche, en un lugar cómodamente accesible pero poco visible. Para ello utilizo estos estos tarjeteros adhesivos.

 

 

La idea de comprar una cartera que se pegará en la parte trasera del móvil fue impulsada por mi intención de no perderla, sin embargo, el verdadero descubrimiento fue la libertad de no tener que pensar nunca más en la cartera, es una preocupación menos en mi vida. Podrás pensar que estoy exagerando pero ¿cuantas veces piensas o interactuas con la cartera en una semana?, ¿en un año?. Yo he decidido que nunca más llevaré una cartera separada del móvil, así es un objetivo menos del que preocuparme.

Y tu… ¿tienes algún pequeño truco o micro-optimización?. Compártelo en comentarios.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario